Escrito en Caracas, Venezuela el 22 de Septiembre

Igual en los EU como aquí en Venezuela, pido un espresso y me responden, “quieres un expresso?”

“Si,” digo, “un espresso.”

Me da gusto saber que, al menos, estamos unidos en nuestras equivocaciones.

break

Expreso, expres, rápido, apurado: como la imagen típica que tienen los latinoamericanos sobre las estadounidenses. Los gringos: trabajan, inventan, escriben, tienen sus fechas de entrega y sus plans de mercado-tecnica. Pero no saben como vivir, como amar, como bailar, o pasar la tarde conversando con cervezas y café.

Como todos los estereotípicos, hay un cierto elemento de verdad de que se dicen, Y nada más.

break

Sin embargo, me doy cuenta que me siento avergonzado cuando la gente se anota del libro que estoy leyendo: “Getting Things Done: The Art of Stress Free Productivity” (“Cumpliendo Cosas: El Arte de la Productividad sin Estrés”) por David Allen. Sería justo decir que es un libro bastante gringo, que sigue la filosofía corporativa que somos nada más que una colección de las cosas que cumplimos, pero en realidad, el tema del libro no es eso.

Getting Things Done (GTD) es un método para realizar no sólo tus objetivos, sino para hacer los objetivos de tus sueños. Y tiene un montón de seguidores dedicados en la blogósfera habla-inglesa. (43folders por Merlin Mann es el más reconocido blog de GTD para los usuarios de Mac y Lifehacker para los de PC). Me sorprende que no hay un blog en español que habla sobre el método y productividad generalmente. ¿Tal vez sí existe?

La idea más importante del libro – según yo – es que siempre tenemos “cosas” haciendo ruido en nuestras mentes: ¿cómo puedo mejorar mi relación con mi pareja? ¿Qué quiero hacer con mi vida para ayudar al mundo y ganar un sueldo? ¿Cuándo voy a escribir la novela que a veces se mete en mi cabeza? ¿Cuándo voy a aprender francés?

Esos pensamientos también son distracciones que nos impiden. No observamos, no experimentamos el ambiente alrededor porque andamos distraídos. No escuchamos a todo de lo que nos están diciendo nuestros amigos porque vamos pensando en lo que queremos realizar hoy y en nuestros sueños.

El programa de Getting Things Done entonces no habla sólo de productividad, sino, nos ayuda a observar mejor, pensar más claro y vivir con menos ansias y más tranquilidad. Y en el siglo XXI eso nos conviene a los gringos y latinos sin distinción.

%d bloggers like this: