Cuando subes a un autobus aquí en Medellin puede ser mucho más que transporte público. Dependiendo de tu gusto musical, a veces te toca el placer (o la mala suerte) de un concierto de rap. Aunque la cultura de hip hop ya es algo fuerte, pocas son las oportunidades de tocar en vivo o grabar y vender un disco.

Por eso, muchos de los jovenes raperos suben a los buses para ganar un poco de plata mientras practican su arte. Caminando por Parque Bolívar en el centro hace tres semanas, Noah y yo vimos un joven de 17 años cantando una versión bastante peculiar de una de las peores canciones del año pasado. Pero después de charlar un poco, nos dio cuenta de que el joven tenía mucho más talento que habíamos pensado. Les dejo con el video.

[display_podcast]

Si quisieran descubrir más sobre el hip-hop en Medellín, les recomiendo este artículo de Azulnaranja y todos los videos de YouTube de Adriaan Alsema, un músico holandés quien, según su perfil de YouTube, está produciendo un documental sobre el hip hop en Medellín.

Comments

comments