Según una encuesta de Gallup para La Nación, “el 58% de la gente no leyó ningún libro en el último año.”

Frente a la pregunta sobre el último libro leído, el 45% de los que se declararon lectores en la encuesta de TNS Gallup no pudo mencionar ningún título. Entre una gran dispersión, las respuestas incluyen desde la Biblia -el más citado- hasta la serie de Harry Potter , el Martín Fierro , El alquimista ; Padre rico, Padre pobre y Mi planta de naranja lima . También aparecen, sin identificar, libros de Jorge Bucay, Paulo Coelho y García Márquez, además de textos de cocina y biografías.

No es un fenómeno unicamente argentino. Cuando John Markoff, periodista de tecnología para los New York Times, preguntó a Steve Jobs de Apple lo que pensó del Kindle, un aparato inalámbrico de Amazon que permite la lectura de e-libros, Jobs respondió que nunca llegará a ser exitoso porque 40% de estadounidenses han leido sólo un libro o menos en el último año:

“It doesn’t matter how good or bad the product is, the fact is that people don’t read anymore,” he said. “Forty percent of the people in the U.S. read one book or less last year. The whole conception is flawed at the top because people don’t read anymore.”

No importa si el producto sea bueno o malo; el hecho es que la gente ya no leen,” dijo Jobs. “Cuarenta porciento de la gente en los estados unidos leyeron un libro o menos en el último año. El concepto está equivocado desde el principio porque la gente ya no leen.”

Lo mismo aplica a España.

MediaShift, un blog estadounidense que contempla la transición de medios en la epoca digital, tiene una categoria dedicada a esa misma transición con respeto a los libros. ¿Será que el libro es una especie en peligro de extinción? Mi amiga Jennifer dice que no. Según ella, el texto de un libro y un libro concreto son dos cosas distintas. Señala que leer un libro es relajante, pero los e-books requieren un nivel de participación que se puede cansar. Igual, la forma y la tapa de cada libro es distinta. pero la forma de tu computadora o Kindle siempre será lo mismo. No menciona otro factor que, para mí, es ventaja de los libros. No entiendo el sentimiento bien, pero cuando voy a un café y todos están mirando fijamente a las pantallas de sus laptops, me da una sensación de soledad y tristeza (aunque yo normalmente hago lo mismo). Pero cuando voy a un café como El Federal o Bar Británico y todos están leyendo sus libros y periódicos, me llena de alegría. Finalmente, lo mejor de un libro es que no tiene ningún botón o teclado. Siempre cuando existe el botón, llevamos el impulso de cambiar el sitio o programación cada 5 minutos. Fortunatamente, la (falta de) tecnologia de un libro nos impide y, poco a poco, entramos completamente al mundo del cuento.

Siempre he preferido leer un libro que leer un cuento en la pantalla de mi computadora. Pero, debo confesar que el último año leí pocos libros. Seguramente leí más palabras el año pasado que nunca antes. Pero casi todas las palabras venían de artículos del internet y fueron pocas veces que seguí con el mismo texto por más que un día. Irónicamente, gracias a un sitio de web, ahora estoy pasando más tiempo con los libros y menos leyendo en el internet.

Junto con Dopplr y Last.fm, Goodreads ha llegado a ser uno de mis tres sitios de web favoritos. (Mi única queja es que no han localizado el sitio al castellano.) Goodreads toma las experiencias y los gustos personales y los agrega para presentar un perfil de cada usuario y cada libro. Me encanta poder ver todos los libros que mis amigos están leyendo y lo que es que piensan de ellos.

Pero más que eso, me fascina leer todas las reseñas que han escrito usuarios de Goodreads sobre el mismo libro que yo actualmente estoy leyendo. Por ejemplo, en este momento estoy leyendo Someone Like You (“Alguien Como Vos”) por Roald Dahl y Goodreads me dice que 125 otros usuarios también han leido el libro y varias han dejado sus reseñas.

Me parece que hay pocos Porteños que están activamente usando el sitio. El grupo de lectores argentinos sólo tiene 8 miembros. Si sos porteño (o no) y tenés algunas recomendaciones de buenos libros escritos por autores argentinos contemporaneos, por favor, agregame como contacto en Goodreads.

%d bloggers like this: